Nutrimagia ©. All rights reserved. 2017 - Todos los derechos reservados. 2017

January 15, 2019

Please reload

Entradas recientes
Entradas destacadas

Tu eres la excepción, no la regla.

January 30, 2017

 

Antes de empezar esta conversación, entre tu y yo, mis letras y tus ojos, tus sentidos y tu conciencia, quiero decirte que… Tu eres la excepción, no la regla.

 

Eres único, entre todas las personas del mundo. Todo tuvo que congeniar para que tu fueras el único que tiene todo ese conjunto de cualidades, eso que no te gusta que llamas defectos, esos ojos, ese cabello, ese cuerpo, esas manías, y ese gusto irremediable por determinado alimento, que sí es benéfico o no, a ti te tiene fascinado. Este eres tu.

 

Ese que le pone limón a todo, que toma café por la mañana,que duerme con un pie fuera de la sabana estando totalmente cobijado, que da la vuelta a la almohada para tener el lado fresco en la cara; Ese que se regocija cuando huele el olor a tierra mojada avisando que ha llovido o lloverá pronto. El que le gusta abrir la ventana para que el sol le de en la cara y termine de despertarlo. Ese que escucha música para relajarse, o que baila al ritmo que el corazón le dicta. Ese eres tu.

Grabatelo. Eres la excepción, no la regla. La regla dice que la mayoría de las personas se pone metas, pero así mismo las abandona, porque se dan por vencidos o es muy difícil.

Tu eres de los que, aun cuando quieren abandonar, y sienten que ya no pueden, regresan con más fuerza. Eres de los que le regresa más fuerte el golpe a la vida para que sepa que estás vivo. Que aun te queda fuerza para luchar. Para llegar a donde quieres, y cumplir tus metas. Eres de los pisan fuerte, para que se escuchen sus pasos y sepan que está presente.

La regla dice, que las personas suelen ir contagiando negatividad a su alrededor, haciendo una cadenita de estres, el estres que le generan sus problemas. Tu eres la excepción, porque eres de los que va dejando una semillita de luz en los demás, y en ti, por si algun dia olvidas lo mucho que vales, lo mucho que has logrado. De los que aun teniendo problemas, busca solucionarlos, y ayudar a los demás en lo que puede.

 

Otra regla muy conocida dice, que debes estar delgado para ser feliz, que debes entrar en esa talla 0 para ir acorde a este mundo lleno de superficialidad. Tu sabes que lo que necesitas es estar saludable, agusto con tu cuerpo, hacer cosas para evitar que te enfermes del cuerpo, pero sin enfermarte de la mente. De nada te valdrá tener un cuerpo tonificado, si te estás destruyendo por dentro,con pensamientos que te carcomen e impiden tener paz mental.

Ser la excepción es comer rico, saludable y no “castigarte” con ejercicio porque has comido, sino que, hacer ejercicio es celebrar que tu cuerpo resiste, que puedes moverte y moldearte a como mas te guste y haga sentir mejor. No a los demás.

 

Esto también te sonará conocido:La regla dice que, los demás opinan sobre lo que te hace feliz porque saben lo que se necesita para ser feliz, según su experiencia, según lo que ellos consideran correcto.Tu eres de los que sabe perfectamente que esa es su historia, no la tuya. Esos son ellos, no tu. Esas son sus reglas, no las que rigen tu vida. Ese es su concepto de felicidad, no el tuyo, lo que a ellos hace feliz, no a ti.

La sociedad o el mundo tratará de imponer cosas, de decirte cómo debes actuar o pensar, cuáles valores y pensamientos deben regir tu vida, cuál es tu talla perfecta, que debes contar calorías y comer solo lechuga para ser delgado y feliz, pero muy pocas cosas de las que te digan seran verdad. Porque todos somos diferentes, y tenemos metas diferentes. Todos tenemos cuerpos diferentes. Aspiraciones diferentes, sueños distintos. Avanzamos a distintos tiempos, porque en eso reside tu fortaleza. En ser diferente de los demás, y si sabes enfocarlo, puedes sacarle provecho para mejorar tu vida. Con esto no quiero decirte que te conformes, si no que reconozcas tus fortalezas y debilidades y a partir de ahí, trabajar en ellas. Precisamente, quiero decirte que tu mismo eliges que quieres hacer. Pero elige hacer lo mejor para ti.

Para no llenarte de reglas que ya estamos acostumbrados a oír, lo que quiero decir es:

 

Busca lo que te hace feliz, lo que a ti te llena el alma. Hubo una vez que, una persona que amo mucho me dijo: Haz lo que sea que te haga feliz, y yo estaré feliz con eso. Y es verdad. Cuando realmente haces lo que amas y amas lo que haces, contagias a las demás personas de felicidad, las motivas, te brillan los ojos, se te llena de magia la vida. No seas del montón, no has algo solo porque los demás lo hacen o porque los demás consideran que así se debe hacer. Haz lo mejor para ti, se la diferencia. Haz la diferencia que esperas ver en tu vida.

En pensamiento, en acción,  en la forma de ver las cosas. Y verás resultados diferentes. Tal vez no en cómo estén las situaciones que tu no puedas controlar, pero sí en cómo te afectan.

En todo lo que hagas, confía en que puede pasar, lo mejor que puede pasar. Aferrarte a tus metas, a eso que amas, no dejes que nada ni nadie se interponga entre tu meta y tu. No dejes que te hagan, ni tu mismo te hagas menos, cuando eres más. Al final del día, aunque estés rodeada de muchas personas, tus seres queridos, solo estás tú contigo. Nada importa más que lo que tú mismo te dices. Porque tu eres la excepción, no la regla.

 

 

 

Recuerda: “Es la repetición de afirmaciones lo que guía a la creencia. Y una vez que esa creencia se convierte en una convicción profunda, las cosas comienzan a suceder”.

 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

Síguenos
Buscar por tags
Please reload

Archivo
  • Facebook Social Icon
  • Twitter Social Icon
  • Instagram Social Icon